CCTV

Los robos en una empresa tienen tres orígenes principales, es decir, pueden ser producidos por: Clientes, empleados o personas ajenas (ladrones o intrusos). Para todos los casos, un sistema CCTV es un factor muy importante y determinante que puede reducir considerablemente las perdidas en una empresa. No solamente porque las personas se cuidan mas al saber que están siendo vigiladas, sino también porque se descubren fácilmente los culpables revisando las grabaciones y se toman medidas para el futuro.

Un sistema de CCTV bien instalado puede reducir drásticamente la necesidad de personal de seguridad. La posibilidad de cubrir áreas mas extensas desde un punto que permita que pocos vigilantes puedan abarcar mas terreno y realizar un mejor trabajo de vigilancia.

Contactenos y le asesoraremos sobre el sistema de videocamaras que mas se ajuste a sus necesidades.